CUANDO SE ACABA EL AMOR SE ACABA LA VIDA
Comentando la 6ª confesión de Angelita

La 5ª confesión de Angelita publicada ayer, nos mueve a recordar el mensaje del capítulo 18 del libro bíblico del Levítico. Los pueblos que separan el sexo del amor matrimonial y familiar (el de la propia familia y en el del entero tejido familiar ajeno que lo constituye a un pueblo en nación) están perdidos. la tierra no sólo los vomita fuera de fronteras, los vomita de la historia humana sobre el Planeta.
La revelación bíblica en el Antiguo y el Nuevo Testamento nos enseña que los hijos y la tierra para alimentarlos, son una bendición de Dios. 
En particular el capítulo 18 del libro del Levítico revela que los pueblos que se entregan a la Lujuria y la divinizan practican un sexo estéril y esterilizante, poniéndolo al servicio del placer y no de la generación. Por lo cual esos seres humanos, serán borrados de la faz de la tierra y se extinguirán sin hijos. Es esto lo que estamos viendo suceder y lo que ha invadido y está corroyendo la osamenta del pueblo católico. A esta luz podemos entender las causas de la extinción de los apellidos hispano-católicos. El texto de Levítico 18 nos enseña que la corrupción sexual es una gangrena que produce la decadencia y caída de los imperios. 

El Apocalipsis nos habla de dos tipos de mujeres: la madre y la prostituta. Ellas simbolizan dos culturas.

Pero ¿Qué es lo que ha venido sucediendo con el pueblo «católico»? El relato de Angelita saca de debajo de la alfombra uno de los tantos hechos sucedido en uno de los tantos grupos de jóvenes de una de las tantas parroquias. Ella resultó víctima de un zorro «católico practicante» que se paseaba por el gallinero explica, en un momento del relato, por qué este «cazador en serie», elige chicas vírgenes.  Angelita nos narra cómo luego de su caída se precipita la disolución del grupo parroquial de jóvenes que ella integraba. El zorro abandona el coto parroquial y otros dos varones se declaran homosexuales.

En la decadente cultura global, la lujuria es, al mismo tiempo que un negocio redituable, un arma de guerra de acción  lenta pero, a largo plazo. inexorable . Los que lo saben la están aplicando anónimamente. Hollywood la aplicó a Estados Unidos por medio de los cines y Netflix la aplica ahora a los hogares por medio de la tele y el porno en Internet. Una ideología derivada de la lujuria y que la convalida, ha instalado convicciones «correctas» entre los católicos contrarias a la doctrina de la fe.

¿Cuál es la tasa de natalidad de los esposos bautizados que los limitan pudiendo tener más? ¿Cuál es la opinión dominante incluso entre muchos de sus pastores? Pensemos en la resistencia que levantó la Encíclica «Humanae Vitae» del Papa Pablo VI no solamente entre muchos esposos bautizados que viven de espaldas a su fe, sino en enteras Conferencias Episcopales. Y, más recientemente el sínodo de la familia debatiendo la comunión para divorciados vueltos a casar.

¿Son conscientes estos «líderes espirituales» de lo que esta confusión de los criterios de la tradición de fe, significa para el futuro del pueblo católico? Una infiltración del pansexualismo freudiano ha infiltrado la academia moral católica.

Las enseñanzas de san Juan Pablo II acerca de la sexualidad y el amor humano fueron meridianamente claras. Sin embargo, fueron tenazmente desoídas por el «maquis», es decir la tozuda resistencia de muchos docentes de moral.

El mal consejo o el silencio complaciente, empujan al rebaño que se les ha confiado  a la desaparición de la vida pública y a la extinción demográfica. Oremos, enseñemos la verdad oportune et importune, con oportunidad o sin ella.

Por otra parte, las promesas de progenie y tierra para alimentarla hechas a Abraham, la aseguran, en herencia, las Bienaventuranzas aseguradas a los que vivan como el Hijo como hijos de Dios Padre en unión de voluntades. Ellos verán desaparecer de la faz de la tierra, a los imperios impuros empeñados en comsumar la pasión de Cristo en su Cuerpo místico que es su pueblo FIEL No los que le digan «Señor, Señor» sino: «los que habéis permanecido conmigo en mis pruebas». Estos mansos, heredarán la tierra y el Reino de los cielos ya les pertenece. 

Dedico dos entradas consecutivas más, mañana domingo 7 y el lunes 8, a estos asuntos inspirados en la 5ª confesión de Angelita.

 

 

Deja una respuesta