UNA AYUDA ADECUADA [Génesis 2, 18]
LA MUJER Y EL VARÓN
VISTOS DESDE DIOS [1 de 13]

GÉNESIS 2, 18Se
me pide que les hable de la Mujer como 

Una ayuda adecuada” [Génesis 2, 18] 
Como  subtitulo se agregó: «Varón y mujer:
complementariedad originaria y posterior alteración 
de la relación


En otras palabras: ¿Cuál era el designio divino al crear a la mujer? ¿Y cuáles
fueron las consecuencias del pecado original para la relación varón-mujer? ¿Qué
nos dice la Sagrada Escritura? 

Mi exposición tiene dos
partes.  

La primera parte es exegética.
La segunda parte es teológica.



1.1.-
EXAMINEMOS LA FRASE “UNA AYUDA ADECUADA”.
Estamos ante una traducción
al español de la frase hebrea: cézer
kenegdó
..
            Empecemos pues analizando la frase cézer kenegdó.
cÉzer = sustantivo que,
como toda palabra hebrea puede tener muy variadas acepciones. 
Puede  significar según el contexto: “ayuda, auxilio,
asistencia, socorro, complemento, refuerzo, compañía
(podría hasta designar un préstamo en dinero si el contexto así lo indicara). 
En
la Sagrada Escritura  se le  aplica a Dios mismo: “Mi cézer [mi auxilio] viene del Señor que
hizo el cielo y la tierra”
(Salmo 120, 2).

Kenegedô es un
conglomerado de tres elementos. Un adverbio comparativo, un adverbio de lugar y
un pronombre personal ke
= como
néged = delante, adelante, presente, enfrente, contra, opuesto
ô = pronombre personal sufijo: de él,
suyo

El conglomerado adverbial kenegdó se traduce
literalmente “como-delante-de-él” o “como él, delante de él” 
Verosímilmente es una abreviatura de kemô unegdô = como él y ante él,
semejante a él y en su presencia

Kenegdó
Aparece únicamente en este lugar de la Sagrada Escritura. Parecería creada como
acertijo para no decir “mujer o esposa”. Quizás porque aún no ha sido narrada
la creación de la mujer, se quiso describirla con dos requisitos o rasgos
distintivos para sugerir la naturaleza de la ayuda sin decir todavía lo qué
será:
1º) que le sea semejante y 2º)
que esté siempre con él.
 1.2.- TRES TRADUCCIONES 
A TENER EN CUENTA
Retengo
por ahora, a cuenta de ulterior clarificación.
1) La Septuaginta o LXX traduce: “un auxilio ante él” [Boethón kat’ autón]
2) la Vulgata latina traduce:
una ayuda semejante a él” [Adjumentum simile sibi].

Por mi parte, considero que
la expresión kenegdó es anfibológica.
Se deben unir ambas versiones y traducir en una “una ayuda semejante a él y presente a él”. 

1.3.- LA FRASE EN SU VERSÍCULO
Pasemos ahora a considerar
el versículo en el que se encuentra la frase.
Traduzco servilmente del
hebreo término a término:  “Entonces dijo Yahweh Elohim: No conveniente el-ser-el
Adam uno solo.  Harémosle para él  complemento semejante a él ante él”
(Gen 2, 18)Wayy’ómer Yahwéh Elohim lo’ tov heyôt ha’adam levaddô
// neceséh[1]
cézer kenegdô

1.4.-
FOTO LIBRO  DEL TARGUM GÉNESIS 
Se nos
ha conservado – milagrosamente otra traducción de todo el pentateuco hebreo al
arameo que se hablaba en Galilea en tiempos de Jesús y aún hoy se habla en la
aldea siria de Malula.

En  esa fuente documental el versículo que
analizamos se traduce al español así:   
 “Entonces dijo Yahweh Elohím: no conveniente el-ser-el-Hijo-del-hombre-uno-solo,
haréle una compañera [= zug] semejante
a él”
 
Nota: Targum Neophyti del Pentateuco Alejandro Diez Macho traduce directamente: “le haré una compañera semejante a él” Gen 2, 18 [‘cbd lyh zug kd nfq byh =  acbad lo zug cad nafaq bih] (cavad; haré // lyh para él, // zug compañera, par // zéveg: matrimonio // kad: como // nafaq: semejante / byh a él) Lo mismo se led en Targum Yerushalayim ( = Jonathan),  Gen 2,18  compañera semejante a él: 

Leamos a continuación el versículo y
su contexto en la traducción al español del texto en arameo galilaico

1.5.-
FOTO: texto de Génesis 2, 18-20
18 “Y dijo Yahweh Elohim: no es conveniente
el ser el Hijo del Hombre[uno] solo, le haré una compañera semejante a él
19 “Y creó Yahweh Elohim de la tierra
todas las bestias de la superficie del campo y
[etcétera]
20 “Y el hombre dio nombre a todos los
animales domésticos y a las aves de los cielos, a todas las bestias de la
superficie del campo
pero al hombre no le encontró [Dios] una compañera semejante a él

(Tg. Neophyti I Gen 2,18-20)
Es el texto tal como lo pudo
escuchar la Sagrada Familia en su sinagoga de Nazareth o los apóstoles en
Cafarnaúm.

1.6.- ZUG: LA PALABRA ARAMEA QUE SE TRADUCE COMO COMPAÑERA es: zug, Zug deriva
de una raíz zawag que contiene las
ideas de: yugo, yunta, cónyuge (esposa) pareja, compañero/a etc.
En esa raíz aramea
y sus derivados se da la misma asociación que hay en  español entre yugo y cónyuge.
1.7.-
UN PARÉNTESIS.
Jesucristo, el Hijo del Hombre, Nuevo
Adán, invita a conyugarse con él: “Venid a mí los que andáis cansados y agobiados
y yo os aliviaré, tomad sobre vosotros mi yugo y aprended de mí pues soy manso
y humilde de corazón. Porque mi yugo es suave y mi carga ligera. (Mateo 11,
28-30). Durante su vida terrena Jesús está solo “Las zorras tienen nidos y las
aves madrigueras, pero el Hijo del Hombre no tiene dónde reclinar su cabeza” (Mateo
8, 20) No conviene que Cristo el Dios hecho hombre esté sólo. ¿Quién y cuál
puede serle compañera semejante e inseparable? Una Iglesia santa formada por
almas santas. Pero debo continuar mi exposición. Cierro el paréntesis

Fuente: De mi conferencia en la rama femenina de a Fraternidad Apostólica Santo Tomás de Aquino FASTA –MENDOZA (RA)  En el Foro de la Mujer edición 2018: Mujer
custodia de la cultura– 18 agosto 2018


[1]
Corregido de singular a plural siguiendo los LXX

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *