AMAR: ¿ESTÁ EN MI MANO? (2)

Continúo con la respuesta a Sonia, que comencé en la entrada anterior.

Sonia:
Ahora voy a repetirte la respuesta que te adelanté globalmente en la entrada anterior, pero procediendo esta vez por pasos

Tu pregunta era, en resumen, ésta:
¿Es posible enamorarse por voluntad y decisión o es imposible, siendo el único camino para el enamoramiento la espontánea y casi natural inclinación del corazón por alguien?

1º) Por ser el ser humano una creatura compuesta: «espiritual-sensible-instintiva», los actos de la potencia espiritual que es la voluntad, tendrán resonancias en las demás esferas: sensible, afectiva, pasional. Por su naturaleza, las resonancias en el dominio sensible, son más «ruidosas» o «perceptibles» que el deseo o decisión espiritual de la voluntad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *