ELLA NO ME VUELVE LOCO
¿Esto puede ser amor?

«Es algo sumamente distinto a lo que me haya sucedido alguna vez y temo quedarme en una relación intelectual, no sé si me explico…
¡Será mi mala inclinación la que me impide valorar sus cosas buenas?»

Buenos dias Padre 
¿Cómo está?, Dios lo Bendiga…
Quisiera hacerle una consulta para que me la responda en cuanto tenga algún momento….
Luego de haber concluido mi relación, sobre la cual le he pedido algunos consejos opté por estar mas tranquilo algún tiempo… y ahora la vida me ha puesto una nueva chica en frente…

      Quisiera consultarle hasta qué punto uno debe tener en cuenta o darle lugar a la pasión en la relación, he meditado esto un poco pero no llego a una conclusión que me aclare, (leí el capítulo de su libro, de esa chica que cuenta que su novio no le atrae tanto porque es muy frío y me identifica hasta cierto punto)


En este caso, con esta chica, me sucede algo sumamente distinto a lo que me haya sucedido alguna vez y temo quedarme en una relación intelectual, no sé si me explico?. 
       Es decir a lo mejor uno se enamora de la chica del kiosco que es una excelente persona pero no sabe ni quién es Jesús, pero ¿cómo balancear estas cosas?

Siendo muy frío ella no me vuelve loco. No siento esa explosión  cuando la veo y en cierto punto hasta esto mismo me genera duda porque es muy modesta para vestir, no anda como cualquier chica de mundo mostrando todo y a lo mejor sea mi mala inclinación la que no me permite valorar las cosas buenas? (hasta hace no mucho quizás elegía de otro modo a las chicas).

Ella es una chica que pertenece a la Legión de Maria como yo, viene de una familia numerosa, por lo cual a pesar de sus 21 años (yo tengo 28) es sumamente madura, muy bien formada en la fe y en general (bastante más que yo sinceramente), y muy trabajadora por su familia (casi que es Madre y Hermana). 

Yo la veía en la Parroquia y me llamaba la atención su forma de ser: cómo trabajaba etc…(¿admiración?) Luego tuvimos un casamiento en común y terminamos charlando y eso nos dejó en contacto por lo que nos juntamos a charlar solos y hemos compartido lindas charlas, caminatas y algunas salidas, solos y con el grupo también…. 

Esto me da mucha paz y siento que estoy haciendo las cosas bien en orden a Dios, pero me preocupa estar gestando algo porque es una buena chica, o porque es de la Legión más que por que realmente me enamore… 

A lo que voy es a que ¿será de Dios esto? ¿O será que tenemos que dejar la relación en una buena amistad únicamente?  Hoy estoy convencido, entre otras cosas, de que el ambiente de Parroquia ayuda a mirar bien a las chicas y apartar la lujuria de la vista del varón. 
         Es decir, siento que tengo oro en mis manos, pero no estoy seguro de que ese oro sea para mí, sino que realmente era una lección que tenía que aprender para valorar a una mujer que realmente vale la pena.

         En base a su experiencia seguro me entenderá de qué le escribo cualquier cosa quedo a sus órdenes Padre y desde ya le agradezco mucho su valiosa ayuda.
Espero que Ud. se encuentre muy bien. Saludos: Fernando

RESPUESTA
Estimado Fernando:
Tu pregunta es muy importante para muchísimos varones. 
Por eso, además de responderte ahora con algunos «primeros auxilios» te remito a las entradas que ya había publicado hace años y que con oportunidad de tu pregunta, decidí re-publicar en los 3 siguientes viernes de este mes de febrero
          Mientras tanto te recomiendo los capítulos 1 y 2 de mi libro «El Buen Amor en el noviazgo» (Ed. Lumen, Buenos Aires 2011) te recomiendo los capítulos en los que he tratado del tema: 
1) Sonia: Amar ¿está en mi mano? páginas 9 a 19 y 
2) Mariana: De si amar está en mi mano. páginas 21 y 22.


También puedes ver esto en el Blog del Buen amor en las entradas de 1, 7 y 14 de agosto de 2009 (Sonia) y en la entrada del 5 de octubre del 2009 (Mariana)


También te ayudará leer la entrada «Noviazgo y Matrimonio: Carisma y Ministerio» del 31 de enero del 2012: http://elblogdelbuenamor.blogspot.com/search?q=carisma+ministerio

Todos estos escritos pueden brindarte la respuesta a tu inquietud y tu interrogante vital. 
         Los caminos de Dios no son nuestros caminos. Y los caminos del amor, con mucha mayor razón, porque no sabemos amar como conviene y tenemos que convertirnos y dejar enseñar a amar por el Espíritu Santo.
P. Horacio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *