MEMORIA DE MI BAUTISMO 11-02-1935 y PERFUME DE ROSAS 30-03-2004

PERFUME DE ROSAS EN LA ESTACIÓN RETIRO
30 DE MARZO 2004

UNA GRACIA MARIANA MÁS
EN MI VIDA DE FE y MINISTERIO
PERFUME DE ROSAS

El pasado 8 de diciembre de 2023 – solemnidad de la Inmaculada – publiqué en este blog una memoria, agradecida, de todas las gracias marianas recibidas desde mi nacimiento: https://elblogdelbuenamor.com/gracias-marianas-en-mi-vida/
        Olvidé – ingrato olvido – mencionar en ese relato la única vez que se me dio la gracia de percibir el perfume de rosas. Sucedió el 30 de marzo del 2004.  

MADRE PURÍSIMA
Venerunt mihi omnia bona pariter cum illa
Junto con ella me vinieron todos los bienes

MI EXPERIENCIA 30 marzo 2004 narrada por entonces a un amigo:
Estimado Carlos González Barbieri
          Te agradezco el ejemplar de la Imitación de María que me regalaste. Empecé a leerlo en ese rato tranquilo previo a la subida al bus en Retiro para viajar rumbo a Montevideo .

          Y te quiero contar una cosa extraña que me pasó. Estaba sentado el martes 30 hacia las 22.30 en el andén exterior a la altura del 74, que son los andenes donde paran los internacionales.

          Yo estaba solo, sentado en la hilera de asientos vacíos y estaba todo despejado en diez o doce metros alrededor. Calor y gas de motores. Abrí el librito y me puse a leerlo y a orar. De repente siento un olor a perfume de rosa, fuerte. Miré y a unos cuatro o cinco metros pasaba una muchacha. Pensé que era ella, pero hubiese debido ir exageradamente perfumada para que yo, que tengo la nariz quemada por el tabaco de hace años, pudiera oler a esa distancia. 

 Seguí leyendo. Mi atención al perfume oscilaba al borde de la distracción con la lectua. Por momentos se quedaba exhorto en una línea del texto.

Un rato después vuelvo a sentir el perfume de rosas y vuelvo a a barrer con la mirada los andenes vacíos. Pasaba otra mujer a la misma distancia que la anterior, rumbo a la salida de la estación.  Volvió a adormecerse mi atención a las mismas cosas en forma lateral, y seguí oscilando entre lectura y rezo. Pero aún sin caer en la cuenta de que estaba inmerso en lo inaudito
          Y de pronto despierta mi mente y se sorprende. Me asalta la pregunta: Ese perfume de rosas, ¿Había sido natural o sobrenatural?
          Como yo no he sido inclinado a signos milagrosos exteriores…;  como ni se me había ocurrido que lo olido pudiera ser el perfume de rosas asociado a María…; y como nunca me han sucedido cosas extraordinarias de ese tipo, dudaba de cuál sería la respuesta justa a esa pregunta. Tan poco me he detenido todos estos años a recordar el suceso que lo había olvidado en el elenco de las gracias marianas de mi vida. Un alma buena de lectora que sí lo recordaba, me lo recordó.

Heme aquí reparando la omisión. Y el recuerdo del lejano paso del perfume por los andenes de la Estación Retiro, viene, para mi agradecida sorpresa con la firme convicción de Ella estaba dándose a sentir presente junto a mí. 

Bendiciones
Horacio Bojorge Cervetti S.J.

2 comentarios en «MEMORIA DE MI BAUTISMO 11-02-1935 y PERFUME DE ROSAS 30-03-2004»

  1. En respuesta a tanta confianza filial, a súplicas sencillas, humildes a las que la Virgen respondía y quien sabe? En gratitud al libro que el Padre le dedicó » María en los cuatro Evangelios» , la Virgen, ejemplo de gratitud, habrá sellado su cercanía maternal bajo el signo elocuente del perfume de rosas, que solamente lo hace, la Rosa Mística.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.