NENA
Padre Leonardo Castellani

Eres tan chica y ya eres
lo mismo que las mujeres:
si te quiero no me quieres.

                  Ya eres huraña o risueña
                  a voluntad y eres dueña
                   de tu gracia… y pedigüeña.

Estrellita sobre el mar
más dura de conquistar
que el peñón de Gibraltar.

                    Ya eres coqueta, huidiza,
                   manzanita con ceniza,[1]
                 y variable y tornadiza.

Y ya sabes la receta
de encadenar a un poeta
sin más que quedarte quieta.

                            Desconcertadora nena,
                               que me haces soñar con pena
                           si mañana serás buena…

Diminutiva giganta
que me aprietas la garganta
si has de ser o no ser santa.

                              Interrogación que azora
                             y mucho más, por ahora,
                                  auroral, que Sor Aurora. [2]

Ya sabes, ya sabes bien
el mango de la sartén
y la fuerza del desdén.

                             Pero, diablillo rosado,
                          ten cuidado,
                            no presumas demasiado.

No exageres, nebodeta [3],
pues tiene todo poeta
también humor de coqueta.

                                    Pero aun cuando no exageres
                                 la verdad es que no eres
                                     con veinticinco alfileres [4]

nada más que una pulguita…
Y eres ya una mujercita
y una pregunta infinita –
como todas las mujeres…

(Padre Leonardo Castellani; argentino

Tomado de su obra “Los Papeles de Benjamín

Benavides” Buenos Aires, Ed. Dictio 1978, p.214)

[1] ¿Alusión a receta de medicina casera? cuando hay inflamación de los ojos, se hacen fomentos de manzanas dulces tostadas en ceniza caliente. ¿O a frase de Leopoldo Alas en “El oso mayor”?

[2] Franciscanismo: “La hermana Aurora”

[3] En catalán: niñita de brazos, pequeña, bebita,

[4] ‘Con todos sus alfileres’, o ‘de veinticinco alfileres’. Localismo caído en desuso: ‘Con todo el adorno o compostura posible’. Se utiliza más hablando de las mujeres.

2 comentarios en «NENA
Padre Leonardo Castellani
»

  1. Me encantó este poema del P. Castellani; imagino de un tío a una sobrinita, muy estimada. Lo leí muchas veces, me costó comentarlo porque me sentí retratada!!
    Bello, afectuoso y real trazo del ser femenino, que se manifiesta ya desde el principio. Y que en la vida de relación, de amistad y no digamos en el matrimonio juega un papel importante.
    – «Cariño, en qué puedo ayudarte? » (dice el esposo) – «No, nada» pero está deseando que la ayude y sufre porque el marido no entiende lo que en realidad está esperando o necesitando. De esto he escuchado alguna conferencia del P. Santiago Martín a su grupo de Franciscanas de María, que lo hace con mucho tino, Recompone los diálogos y las oyentes se ríen a gusto porque es tal cual. Ellos tienen que saber que cuando es no, quiere decir sí y viceversa. Y yo digo que somos así.
    » Ya eres huraña o risueña»… » Estrellita sobre el mar , más dura de conquistar» «Ya eres coqueta, huidiza,». El varón en su racionalidad, entiende lo que escucha, no lo que querría decir.
    El diálogo abierto, será el que clarifique lo verdadero. es parte del sufrir femenino.

  2. «Desconcertadora nena
    que me haces soñar con pena
    si mañana serás buena…

    Diminutiva giganta
    que me aprietas la garganta
    si has de ser o no ser santa».

    Siempre que mi mirada de cerca o de lejos se encuentra con un niño, una niña, además de una atención prolongada y amorosa; cada niño que uno encuentra es como que ya lo lleva en el alma, por mujer, por consagrada, por educadora, quizás, Tras el sentir, viene una pregunta: ¿qué serás cuando crezcas? Invoco una bendición del cielo como gracia de preservación.
    Hoy me siento algo gratificada a ver que es la pregunta más profunda que siente el poeta hacia la niña. Eres todo eso y más… pero qué serás de mayor? esas dos estrofas me han sido de gran consuelo. Eso, hoy más que nunca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *