OTRO RELATO ESPONSAL

«ESA RELACIÓN ESPONSAL CON JESUCRISTO…»


Querido Padre: 

¡Qué alegría  saber de usted! 
Padre,  lo tengo siempre presente en mis oraciones y en mi corazón.  Cómo no tenerlo, cuando fue a usted que Jesús lo puso en mi camino para que mi vida cambiara rotundamente al darme a conocer esa relación esponsal con Jesús. 

Esa relación tan especial que me da tanta Paz. Nunca había experimentado algo así.  Ahora, ante cualquier dificultad, sé que nada malo va a pasar porque estoy con Jesús. Todo se vuelve más liviano. Y si no entiendo por qué ocurren determinadas cosas en mi vida, se lo entrego a mi Amado Esposo y sé que todo va a estar bien. 


Gracias Padre, gracias por ser un instrumento tan fiel de Nuestro Señor. No salgo de mi asombro cómo Dios siempre está, de Su Paciencia, de Su Amor. 

Ya no lo jorobo más pero no me quiero despedir sin saber ¿cómo le fue con la presentación del libro? Supongo que excelente! 


Prometo Padre ir a verlo la semana que viene cuando usted pueda y entregarle el libro que me prestó. (Una joyita)


Yo tuve que dejar de ir de mañana a su Misa por trabajo. 


Pero estoy yendo todos los días a la capilla de adoración a eso de las 18 y algo. Allí hago Adoración, rezo El Rosario y 19.30 la Misa. 


Esas dos horas al día , para mí ,son Sagradas. 


Ese tiempo que estoy a solas con Mi Esposo de la mano de María, es lo que me da fuerzas para seguir adelante con Fe, Esperanza, alegría, amor, paciencia y muchas cosas más. 


 Le juro que no me dan ganas de levantarme del asiento . Seguiría   y seguiría contemplándolo dejando que el Señor siga entrando en mí, pero hay que seguir . 

Obviamente que este testimonio lo puede subir a su blog. Cómo no permitirlo. Querría que todos puedan sentir el Amor inmenso de Dios, su infinita Misericordia y lo que Jesús puede hacer en nosotros cuando le abrimos nuestro corazón, cuando lo miramos a través de los ojos del alma.


En cuanto tenga el seudónimo y la foto se lo mando.

Gracias Padre, como siempre por tenernos , a nosotras, sus hijas espirituales siempre presente y Gracias obviamente por el material. Un abrazo en Cristo y unidos en Oración. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *