ROSALÍA [8 de 10]
MÁS LUCES SOMBRAS Y PERLAS AL ALMA

SER ESPOSA
PARA EL SEÑOR
ES EL YUGO MEJOR

MÁS LUCES
SOMBRAS 
Y PERLAS AL ALMA



En este camino que emprendí he vivido altas y bajas. Las bajas puedo decir que fueron y son principalmente por una voluntad engañada o débil… 

           Yo podía vislumbrar un hermoso presente con plenitud de regalos de mi Señor que no sabía agradecer realmente ni lograba salirme de mi misma ni pedir Su ayuda y protección…
            El Padre en esos días viajó a Cuyo, en Argentina, para unas conferencias y no podía hacerme un seguimiento… sin embargo, compadecido ante mis miserias, se tomaba los minutos que tenía para alentarme y regalarme algunas perlas al alma que transcribo en esta entrada.


9 de mayo

Querido padre,
        Hoy he vuelto a leer las entradas de los blogs que me sugirió en el último mail… Veo tan  claramente cómo el demonio viola mi alma… Aún no soy fuerte y he podido ver en el testimonio de Jazmín que debo siempre: «Huir al Corazón de Jesús y refugiarme en Él cuando me vea abatida…
        Le cuento que he tenido altas y bajas… Una baja clara es haber contactado de nuevo a Román, porque le había contado que borré su contacto, pero lo volví a conseguir y agendar y comunicarme. 
      No me hace bien eso… lo puedo percibir porque inevitablemente, por mi falta de voluntad para lo contrario, seguí viendo sus estados y redes sociales. 
        Por ejemplo, esta situación: Viví una semana santa muy profunda gracias a Dios y recuerdo estar en la escalera de la Catedral esperando a una amiga para rezar juntas el Viacrucis y en ese tiempo de espera estar pidiendo al Señor me ilumine, me diga donde me quiere, cómo me quiere… y allí me llama Román para contarme que pronto me visitaría… y otra vez se me presentaron ilusiones tontas con él. (hoy veo ese llamado como ese aliento del demonio, del dragón que no quiere que me concentre en mi Señor) 
        Y Román no vino, gracias a Dios… solo me causa pena que no lo venga, porque sigue sin ver a sus hijos hace ya como 6 meses… y se pone excusas… y a veces me surge querer ayudarlo con eso, pero no se deja… y creo que ya no me toca… Él sigue feliz de novio.
Pero la verdad este mail no era para hablar de Román… o al menos no directamente de él sino de mí, padre.
         Fui a un retiro ignaciano este fin de semana. Me pasó que con esto de «querer ayudar a Román con lo de sus hijos», y como donde él vive era camino al lugar del retiro, se me ocurrió sugerirle que podría llevarlos para que estuvieran con él y buscarlos al volver (propuesta que no me respondió y la verdad no sé qué le pasa con esto, pero por ende no insistí más con la idea). 
          El tema es que pude darme cuenta que algo que era para Dios (irme de retiro) lo estaba transformando en algo que significaba una excusa para compartir con Román… Pero allí llegó el auxilio de un amigo que me sugirió ir por otra ruta y entonces así lo hice, y hasta tuve la gracia de poder compartir con mi ahijada que vive por ese camino.
Y cuando empecé el retiro anoté en mi cuaderno: Primera renuncia que vislumbro debo hacer: Román… 
Y lo pensé mucho realmente en el retiro… el pensamiento intruso de él se me colaba mucho… a veces lo detectaba prontamente y rechazaba, pero no siempre….
Y en ese retiro pude seguir experimentando algunas luces: me vi como la oveja perdida… cómo en la parábola del Hijo Pródigo está la figura del sirviente que mete cizaña al hijo mayor, y vi allí cómo también conmigo el demonio mete pensamientos, angustias…


Algo muy bonito fue estar rezando frente al santísimo, con lágrimas y allí en ese momento que aparecieran unas chicas que hacían el retiro y que estaban yendo a la terraza… me fui con ellas y vi el atardecer, precioso… lo recibí como un mensaje: Rosalía, sí yo te amo, y te regalo esto….

Y soy una tonta padre, y aquí estoy llorando… Me siento angustiada por allí de no saber qué rumbo tomar, sigo orando para que el Señor me muestre dónde y cómo me quiere. No le voy a mentir: sigo a veces creyendo que es formar una familia y añoro entonces eso…                 Una gran amiga, una laica consagrada, me dijo: no le exijas nada a Dios… quizás por ahora es no hacer nada… ya irás viendo los signos de Dios en tu vida.
           Me veo tonta llorando sin hacer todo lo que debo hacer… porque recuerdo el ejemplo de la Madre Teresa y su larga noche oscura y a pesar de ello, ella no dejó de hacer lo que debía hacer…
          Sí se me presentó una certeza, la misma que tuve al iniciar el retiro: ya de una vez debo soltar a Román… y volví a eliminar su contacto (como tantas veces anteriores). Sólo espero tener la fortaleza para que sea definitivo porque como Ud. me dijo una vez, él ya me soltó, soy yo la que no lo hice todavía, y él está feliz con haber regresado con su ex novia… Mi camino es otro… creo que me angustia un poco no poder haber discernido cuál…
Agradeceré padre sus consejos… Humildemente también he rezado por Ud. en mi retiro. Gracias desde ya. Saludos. Rosalía




RESPUESTAS DEL PADRE

9 de mayo.
Vivir contenta es vivir contenida. 
Lo que Dios da es «lo que es», «lo que está ahi», «lo que hay».
Si estás desconforme, el cáncer es la misma desconformidad. 
El remedio es ver el bien, los bienes, presentes. Salir de sí misma. Y aceptar la pena por lo desobedecido. Humildad.


9 de mayo. 2019

Al violador no se lo resiste. Se llama al protector que te defienda. Se huye hacia el bien. Y no se anda solitaria en sus dominios.


10 de mayo. 2019

Ojalá pudiera aparecerme para verte y animarte… 
Y para reaprovisionarte de combustible en vuelo, jajaja.
«Sin mí nada podéis hacer»… Pero ¿Quién nos podrá separar del amor de Cristo? con él «Súper vencemos por aquél que nos amó» (Romanos 8)


12 de mayo. 2019
Dedícate a dar amor
Como está a tu mano y puedes
Da amor con lo que haces y eres.
Que brote de tu interior
el mejor de tus poderes.
Ya ni quieras lo que quieres
sé esposa para el Señor
ese es el yugo mejor
Y lo que Él de ti requiere.
Él por ti de amor murió
Y Él por ti de amor se muere

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *