TEMOR DE AMOR

José María Pemán


No se acercan a Ti porque hueles a flores
del valle; y tus amores,
Señor, son un clarísimo destello.
No se acercan a Ti porque eres bello
y tienen miedo a que los enamores.


No te odian. Tienen miedo a la serena
mirada de tus ojos que no engaña.
No quieren pelear con la azucena.
Y les asusta el silbo de la caña.


Pudieran batallar mano con mano
y no dudaran batallar contigo;
mas temen que tu hechizo sobrehumano
haga amistades con el enemigo.


Temen subir a lo alto de la roca,
por no perder, arriba, el albedrío.
Les acobarda, Señor mío,
su misma pasión loca.


¡Tan sediento anda el mundo de tu boca
que le da miedo, a tanta sed, el río!


José María Pemán

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *