TESTIMONIO: GRATITUD DE LAURA

GLORIA A DIOS POR LAS GRACIAS RECIBIDAS EN SU VIDA

Querido Padre, con respecto al material que manda sólo decir, «Dios proteja mi matrimonio y mi familia», volver rápido a su infinita misericordia, cuándo nos corremos de su plan y deja de estar Él como centro de la vida.

Mi carencia de conocimiento, sumado a que crecí en una familia, donde me transmitieron la fe desde un «deber ser», no desde el «amor» que es la esencia de Dios mismo.
Descubrí a los 50 años respuestas que dieron sentido a mi vida, hoy comprendo cómo necesito aprender a amar y ser amada, para que de esta manera pueda sanar las heridas cuyo origen es el pecado.
«Nos hiciste Señor para Ti y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en Ti» Esta frase de San Agustín hoy cobra sentido en mi vida: . Dios me esperaba con amor, y yo lo buscaba erróneamente, alejándolo más de mi vida.
Aprendí que estoy llamada a la santidad, que Cristo me redimió para lograrlo, y volver a la casa de mi Padre, que soy hija amadísima, ahí volveré con su Gracia y mi voluntad. Y desde ahora comprometerme en un matriminio distinto, para que seamos luz en la vida de los míos y ser testimonio para los que están dormidos.
Cómo católica he dejado que desear, no sólo porque no estuve a la altura, sino por la ignorancia con las que muchas veces dejé entrar el mal.
Ahora contenta digo, hay esperanza porque tengo vida y todos los días la oportunidad de hacer la Voluntad del Padre, aunque caiga 70 veces 7 y aun así levantarme porque Él me espera.

Gracias de corazón por su esfuerzo, dedicación y compartirnos el tesoro de su conocimiento y sabiduría

1 comentario en «TESTIMONIO: GRATITUD DE LAURA»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.