UNA AYUDA ADECUADA
LA MUJER Y EL VARÓN VISTOS DESDE DIOS [4 de 13]

4.1.-
¿CÓMO PUEDE SER UN NOSOTROS DE DOS IMAGEN Y SEMEJANZA DE UN NOSOTROS DE TRES?

En Dios hay dos procesiones: 
la del Verbo 
y la del  Espíritu santo. 
El
varón es creado a imagen y a mayor semejanza con la procesión y la persona
del  Verbo. 
La mujer es configurada a
imagen y a mayor semejanza con la procesión y la persona del Espíritu Santo. 
Ambos, hechos un solo Nosotros, resultan imagen de la unión del Verbo y del
Espíritu santo. 
Ambas personas divinas provienen del Padre y eso las une en un
carácter común. Los distingue el modo de procedencia. 
Esas
son las dos procesiones  divinas en la
Trinidad. 
Sabemos que del Padre procede el Hijo, engendrado directamente por
vía de conocimiento. 
Sabemos que el Espíritu santo procede del Padre y del Hijo,
que procede de ambos como ímpetu de amor mutuo y recíproco.

4.2.-
IMAGEN DEL SER DIVINO EN EL SER 
y también en el actuar
Ya
en el relato de la obra de los seis días podemos reconocer el rol de las tres
personas divinas. Padre, Hijo y Espíritu santo. 
Del Padre Todopoderoso: es el
designio, decreto y el poder. 
De su Palabra es más propio: ejecutar, separando
y ordenando todo. 
 Del Espíritu santo es más propio: el presenciar, acompañar,
inspirar, impulsar, dar vida, fecundar, aprobar, comunicar bienes y mensajes, bendecir, animarlo
todo. Lo mismo que obra el Padre por mano del Verbo, lo aprueba el Padre por
boca de la Rúaj. Los bienes que comunica son principalmente al Verbo o palabra del Padre y la vida Divina: «Señor y dador de vida», habló por los profetas, inspira las Sagradas Escrituras.

4.3.-
OBRAR ACORDE AL SER: OPERARE SEQUITUR ESSE
Creados a Imagen del ser
divino, varón y mujer, están llamados también a participar en operaciones
divinas de gobierno.
El Varónpor mayor
semejanza con el Hijo-Logos del Padre
: destinado a obrar en el mundo exterior. 
A la Mujer a mayor semejanza del Espíritu Santo le compete actuar en el mundo
de las relaciones entre las personas, comunicando bienes como es la vida, comunicando
mensajes.
Ambos, varón y mujer juntos, constituyen la imagen de la unión del
Verbo y el Espíritu entre sí y con el Padre en la Sma. Trinidad.

4.4.-
LO MÁS PROPIO DEL VERBO – CUÑO Y MODELO DEL VARÓN
Cristo poder y sabiduría de
Dios ha sido hecho por Dios sabiduría nuestra” (1 Cor 1, 24.30). 
Por el Hijo
Sabiduría del Padre: 1º) se manifiesta lo oculto de Dios, 2º) son producidas las
obras de la creación 3q) son restauradas y perfeccionadas para que alcancen su
propio fin” [Ver: Sto. Tomás – Prólogo a las Sentencias de Pedro Lombardo]”.

4.5.- SAPIENTIS EST ORDINARE. 
LO PROPIO DEL SABIO
ES ORDENAR.
 
Se apropia al Logos , crear separando, distinguiendo, ordenando,
legislando, cultivando, engendrar hijos de Dios
. También asignar nombres a
cosas y personas (Pedro). Algo quiere significar la Sgda. Escritura cuando
presenta al Logos creando con 10 palabras contadas, dando la ley en el Sinaí
con 10 palabras y obrando la regeneración con 10 palabras 
En efecto:

4.6.-
10 SON LAS PALABRAS EN TODA OBRA DEL VERBO
10
Son las palabras con que crea en los seis días de la creación.
 

Haya luz: 
2º Haya un firmamento; 3º Acumúlense las aguas;
4º Brote la tierra verdor
hierbas y árboles de semilla; 
5º Haya lumbreras en el firmamento; 
6º Bullan las
aguas de seres vivientes y vuelen aves; 7º Bendijo a peces y aves diciendo 8º
Produzca la tierra seres vivientes; 9ª Hagamos al hombre; 10º Y los bendijo
diciendo…
10
Son las Palabras de la Ley
en el Sinaí


4.7.-
AL VERBO COMPETE PONER NOMBRE A LAS COSAS.  
1) Llamó a la luz día y a
las tinieblas noche 1.5; 
2) Llamó al firmamento “cielos” 1,8; 
3) Llamó a lo
seco tierra y a las aguas llamó mares 1, 10; 
4) Pone nombre al Adam 1,26. 
Por
eso, su imagen, es propio también del varón, poner nombre a todos los animales (2, 19-20) El varón se pone
nombre de ‘ish varón a sí mismo y de ‘ishá a la mujer (2, 23). Y aún después
del pecado le cambia de nombre a la Mujer, por el de Jawáh.

4.8.-
PERO NO ERA CONVENIENTE QUE EL LOGOS OPERARA LA CREACIÓN SOLO.
Era
necesario que el Espíritu Santo la Rúaj jaqqedosháh, estuviera presente y fuese su compañera desde antes de
apuntar la luz del primer día como paloma que revoloteaba sobre el caos y el
abismo hasta que lo llama junto con la Novia, al final de los tiempos, como lo dice el Apocalipsis 21.


[1]
Sto. Tomás de Aquino, Prólogo a los libros de las Sentencias de Pedro Lombardo.

Fuente:
De mi conferencia en la rama femenina de a Fraternidad Apostólica Santo Tomás
de Aquino FASTA –MENDOZA (RA)  En el Foro
de la Mujer edición 2018: Mujer custodia de la cultura– 18 agosto 2018

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *