GIANNA JESSEN SOBREVIVIENTE AL ABORTO 1 y 2


En 2008 Australia tuvo la oportunidad de escuchar la voz de una mujer, Gianna Jessen, ella vive gracias a un milagro para poder alzar la voz por quienes silencia su voz el aborto.¡Matar a una vida en el vientre materno! No hay palabras… La vida es un don. Este video es una gran muestra de quien es el dador de la vida: Dios, el hombre y la mujer sólo colaboramos.
No puedes dejar de compartir este testimonio. La vida es un don, y debemos de trabajar todos juntos por defender la vida.
Este video puede mover el corazón de alguna mujer… y salvar la vida de su hijo.

El testimonio de Gianna Jessen me resulta impresionante porque veo en él algo de providencial y de milagroso. Es como si Dios mismo hubiese permitido que una víctima del aborto haya sobrevivido para dar testimonio de este horror. Una víctima de algún modo venida del «más allá» para reprochar la conciencia insensible de la cultura de la muerte.
Sí. Hay algo de sobrenatural en este hecho que Gianna nos relata como testigo presencial, preservada de la muerte para asistir como testigo de cargo a un juicio en la tierra.
Pero su testimonio en el tiempo nos levanta una punta del velo, para imaginar la escena del juicio final en el que millones de niños abortados darán testimonio contra quienes los mataron en el seno de sus madres. Dies irae, dies illa, solvet saeculum in favilla. Quando judex est venturus…
Cuando venga el Juez en gloria y majestad, entonces «habrá llanto y rechinar de dientes» pero será tarde para el arrepentimiento.
Oremos por los victimarios. Son más de compadecer que las víctimas. Cuando se piensa en el juicio que los espera y los testigos de cargo a los que se enfrentarán «en aquél día»!!! Millones de «santos inocentes» los señalarán con el dedo.

1/2
http://www.youtube.com/watch?v=eEj__g3CKfA&feature=related

2/2
http://www.youtube.com/watch?v=Coe10P0uv7o&feature=related

A continuación, más información que hemos tomado de la página
http://www.fluvium.org/textos/aborto/abo03.htm

«Yo sobreviví a un aborto»
Gianna Jessen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *