LA LUJURIA ES DEMONÍACA (21)LAS EXPERIENCIAS DE EUTIMIA [6 de 12]

Yo nunca fui una persona de imaginarme cosas impuras con los varones, o sea antes de conocer a Dios nunca los miré con ojos de tener relaciones. 
Solo los veía y decía que hermoso chico pero nunca me permití imaginar nada malo al ver un chico lindo. 


VEJACIÓN POR LA IMAGINACIÓN Y CIRCUMDATIO O ACORRALAMIENTO
Pero esto era distinto, no era imaginación mía. Era como una visión interior que se imponía. Casi podía verlo encima de mí. Yo trataba de no mirar, de no atender a esa visión interior, y pensar en otra cosa. El agua que corre, paisajes etc. 


LIGADURA DE SENTIDOS Y POTENCIAS DEL ALMA
Pero es como que parece que se da cuenta que querés eludirlo y huir y te ataja y como que te zamarrea para que te desconcentres o no ores. Recuerdo que me decía «NO ORES».
 Lo extraño es que a veces, efectivamente, no podía orar, como si se tapara algo dentro, no podía pensar. Entonces le decía a Dios que cada latido de mi corazón sea un oración, así no dejaba de orar aunque no pudiera. 


LOCUCIONES INTERIORES
Y por supuesto el demonio me decía toda clase de cosas sensuales.
También me ofreció darme dinero, darme al chico que me gustaba lo que yo quisiera. Y sobre todo, me decía y dice «SI TE ALEJAS DE DIOS, TE DEJO EN PAZ».


VEJACIONES SEXUALES
Después de las sensaciones y luego de esas percepciones casi con los ojos, ocurría que tomaba mis manos y con ellas, me frotaba el clítoris. 
Padre pensé, que era yo que estaba loca y me lo hacía yo misma, masturbándome. Pero ni yo misma, aún intentando hacerlo de esa manera, ni ninguna persona hubiera hecho eso tan rápido y tanto tiempo. 
Aparte yo intentaba con todas mis fuerzas recuperar mis manos, y apartarlas,sacar mis manos pero él las volvía a aplicar y gobernar. 
Y cuanto más me resistía más y con más violencia me castigaba en mis partes íntimas y me acusaba de que era yo la que estaba cooperando en esa situación perturbante. Entonces, viendo que no podía, atiné a orar y pedirle a Dios que tomara mi alma y así aprendí a no intentar zafar por mí misma porque no podía. Aprendí a salir por la puerta de la oración. Y así entendí que lo otro no era un desdoblamiento de mí misma, sino efectivamente, ataque del malo.


Otras veces me daba a sentir como si pusiera un dedo en mi vagina. Cosa que me dolía, supongo que porque nunca había experimentado una penetración. Pero no era tan violento en estos casos, porque no me hacía doler menos. Igual era horrible tenía miedo de que me lastimara internamente. Después de un tiempo dejó de hacerlo. 
Yo veo que Dios le permite solo un poco hssta que me atosigue, y le pida que lo aparte Él de mi. Cuando el alma lo llama, Él interviene.


TODO SUCEDE PARA NUESTRO BIEN Y ENSEÑARNOS
Bueno Padre eso es todo. Es bueno que se sepa que puede tomar cualquier parte del cuerpo, las cuerdas vocales manos, pies. Pero Dios te previene, no te toma de sorpresa. Uno percibe la presencia y después vienen los ataques. 
Supongo que para que no te asustes mucho.


Gloria a Dios que muchas almas se sientan acompañadas por Dios, que no están solas, que no tengan miedo, que Jesús estará con nosotros hasta el fin del mundo. Que se puede hacer mucho entregando esto por las almas que no conocen a Dios.


Bendiciones!! Gloria a Dios porque es eterno su amor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *