PESADILLAS Y DESPERTAR DE LA BELLA DURMIENTE [4]
BESOS DE LUZ EN LA MENTE

Fueron sólo «pesadillas despierta»

FOLLETÍN – CUARTA ENTREGA

Ahora veo que no estoy enferma mentalmente

y que era un ‘delirio espiritual’ inducido el que viví

5.- DE BÁRBARA PARA MÍ 
Padre:
Le confirmo la llamada para el día de hoy a las 16pm Uruguay/ 13pm México y le ofrezco disculpas por demorar en confirmar.
Para este momento en el que escribo ya casi he terminado de leer todo lo que me compartió.
Veo que usted sabe exactamente qué es lo que me falta saber, y comprende lo que yo no comprendo (de ahora en adelante tendré que decir «comprendía o comprendí») ¡Y Usted me lo ha explicado tan bién por Skype de manera magistral!  
¡Todo este tiempo pensé que yo luchaba contra mí misma!.
              Tenía la sensación de estar fragmentada por dentro. Creía que yo misma era mi mayor enemiga.
Incluso me llegué a plantear dos cosas: 1ª. o estoy loca  o 2ª. estoy en proceso de estarlo. O de plano estoy «chiflada».
              Porque me preguntaba: ¿Cómo puede ser que sea yo quien sabotea mi propia felicidad?
¿Cómo puede ser que anhelo aceptarme, y aún estando dentro de mis manos el poder hacerlo, no lo consigo? ¡¿Qué rayos es lo que me sucede?!

Me sentía confundida y me enfurecía conmigo misma, puesto que me consideraba la causante de mis propios males. Me atribuía a mí misma el origen de mi sufrimiento (parece una frase sencilla, pero no puedo poner en palabras el sentimiento que implica asumir esta idea como cierta). Ahora veo que no estoy enferma mentalmente.

Qué sabiduría la de San Ignacio de Loyola. A él le pedí (junto a otros santos) durante un tiempo, que me ayudara a vencer mis escrúpulos… y hoy es el mismísimo San Ignacio el que me responde ¡a través de usted! Y me hacen ver con claridad el mismísimo origen del mal que me ha llevado al borde de la desesperación y el desprecio de mi vida y existencia.

Citando a Carina «no seas tonta, estás creyéndote cualquier cosa, mira si te va a mirar a vos, qué de importante «tenís» para que te mire o haga caso. Mira toda esta gente, qué ridícula, qué estúpidos, se creen que van a sanar así no más» ¡A mí me ha hecho creer todo eso también!

Y leyendo a Jazmín — «Me ataca violentamente el pensamiento con “certezas” y me produce tanta angustia y turbación que ya no puedo ni ver ni pensar. (ej. “no te quieren”, “estás molestando, no tienen tiempo para vos”)», — le comento que pienso que Jazmín no lo pudo haber descrito mejor.
Es como una especie de verdad irrefutable que se nos impone.
Gracias Padre por compartirnos (a mí y al mundo) la sabiduría que le ha sido confiada.
Bárbara.

6.- MÍO PARA BÁRBARA 
Qué alegría Bárbara!
Si recibes este mensaje antes de conectarnos via Skype, toma el libro de los Evangelios y lee en Lucas 13, 10 a 17. La mujer encorvada sobre sí misma. Y a la que Jesús sanó de esa enfermedad de origen demoníaco, como lo revela el mismo Jesús.
Por algo el Espíritu me la trae al pensamiento y me. La muestra y me sugiere que esa sanación tiene que ver contigo y con tus sufrimientos. ¿Será que los pensa-monios te vuelven sobre ti misma y encierran en tí misma como en una torre y calabozo del que no te deja salir? Ese encerrarse en sí mismo del alma, es lo que sucede a la mente encerrada en un delirio. Es la neurosis esquizoide o más grave aún, la psicosis esquizofrénica, en que la mente queda encerrada en sí misma: «ensímismada».  Padre Horacio

6. OTRO MÍO PARA BÁRBARA , 
Alabado se el Señor tu Esposo, Bárbara. ¡Déjate amar en fe!
Respecto de publicar tu testimonio, quizás sería bueno que hicieras de la sucesión de correos, un solo relato del cambio operado en tu espíritu por la gracia, cómo te sentías, lo que escuchaste y leíste y cómo el Señor desvaneció la niebla y la tempestad. Y convirtió en danza de gozo tu luto.

En otro orden de cosas te estoy enviando unos archivos del primer tomo de uno de mis libro que trata sobre la esponsalidad de la mujer con Cristo Esposo de la Iglesia. El libro lo puedes bajar entero (los dos tomos) desde mi página web AQUÍ   Se publicó en Buenos Aires y en Quito.

Pero me parece bueno enviarte algunos de sus pasajes en archivos adjuntos porque los creo suficientes para enterarte de lo esencial de la verdad de fe que propongo, de parte de Jesucristo, a las almas que él busca, cuando esas almas no oyen o no entienden su llamada y están presas en la torre de su cuerpo y de su mente, encorvadas sobre sí mismas, o encerradas en su torre.
Y te envío también el enlace al audio y video de una conferencia que explica a mi parecer lo que viviste como un desierto a donde el Señor te condujo para hablarte a solas, que de hecho no fue un desierto, sino un parque con algo de jardín y Paraíso. Y eso a pesar de la intromisión de «un perro satánico» que te aterrorizó, pero al que no le permitió despedazarte. El delirio es como un sueño despierto, como una pesadilla en vigilia.

Intuyo que el demonio atacó tu espontáneo e íntimo «Sí» o sea asentimiento, al llamado esponsal de Jesucristo, pero que inmediatamente te atacó con un pensa-monio que no atinaste a advertir, reconocer y desechar como tal. Mantén tu primer sí, el espontáneo, el que brotó de tu alma como un asentimiento a la propuesta que te trasmitió el Amigo del Esposo [Juan 3, 29]. 10 archivos adjuntos Archivo 1: 1 Tapa y contratapa Me quiero casar I Archivo 2: 2 Tapa Me quiero casar 2 Archivo 3: 1.1 INTRODUCCIÓN Archivo 4: 2.1 LA ESPOSA DE CRISTO ESTÁ EN TI Archivo 5: 2.2 LAS BODAS DEL CORDERO Con la Iglesia y cada alma Archivo 6: 3.4 BÁRBARA si Quieres ser mi esposa Archivo 7: 4 COPLA Y 4 ACTITUDES ESPONSALES Archivo 8: 7.1 FABIANA Déjate amar Archivo 9: 7.2 FABIANA Diálogos con Jesús Archivo 10: 002Bb Contratapa 28-10-2016 1er Tomo . 138 palabras (2)

6. OTRO MÁS MÍO PARA BÁRBARA ,
Querida hija: El Señor me está mostrando que, lo que psicólogos y psiquiatras llaman neurosis esquizoide y psicosis esquizofrénica son respectivamente un antifaz y un disfraz completo de dolencia psíquica que disfraza y oculta una realidad espiritual (pensa-monios) que termina dominando la mente y así el alma y el ánimo.
Y que eso no es sólo un sufrimiento individual sino también una influencia del maligno de carácter social, cultural, que se manifiesta en la filosofía, en la cultura, y en la sociedad.
Hoy veo claramente que lo que padeciste fue un «delirio», no psíquico sino espiritual: Un sistema de convicciones falsas, puramente ficticias como puede ser un sueño, instalado en tu mente y en tu ánimo, que te hacía ciega para la realidad. Pero al afianzamiento del cual contribuían los «delirios» ambientales, familiares, etc.
Con todo mi afecto paterno en Dios Padre a ti, como esposita de mi Señor y Amigo Jesucristo, dando gracias, alabando y adorando por tu rescate de la esclavitud y tu glorioso despertar de Bella Durmiente.
Tuyo en Cristo
7 bis.- DE BÁRBARA PARA MÍ

Querido Padre: ¡Con qué facilidad el demonio nos hace vivir en una «realidad» paralela a la verdad objetiva! Lo cual tal vez ya no debería de sorprenderme, puesto que sé que nacemos con la terrible herida de la ignorancia y en pecado nos concibió nuestra madre.
             Muchas gracias por el material que me comparte. No he podido leer todo hoy, pero sí lo suficiente para estar de acuerdo con usted al emplear la palabra «delirio» para designar lo que viví.

No había ámbito en mi vida que no enfrentara yo desde mis falsas convicciones.
             Y además, veo con meridiana claridad que he tenido que ser extirpada de un camino circular, y que la fé me ha sido dada.
              Porque como usted menciona en uno de sus comentarios al texto «el delirante es incapaz de reconocer la falsedad de su propio delirio«. ¿Cómo podría salir uno de ahí si no fuese asistido por la gracia de Dios?
              Por otra parte, el material que me comparte no sólo me ilumina para entender lo que viví sino que me ayuda a entender lo que sufren (ellos, pero también todos los que somos afectados por ellos) dos vecinos míos. Uno de ellos es esquizofrénico (diagnosticado clínicamente) y ¡¡¡precisamente ayer 30 de junio!!! constaté viendo a través de la ventana con qué furia lanzaba unos pedazos de mosaico hacia la reja del patio de mi casa. Últimamente ha estado muy agresivo. Ayer fueron mosaicos. Hace unos días fueron platos de cerámica, y hace un par de semanas un tubo metálico con el que golpeó la reja de mi casa. 
             Me he compadecido de él considerándolo como un hombre con sus capacidades mentales dañadas. Pero no me había compadecido de él como un hombre atacado brutalmente por nuestro enemigo…
              ¡Y no le digo de mi vecino de al lado! De él desconozco el diagnóstico de su padecimiento, sólo sé que tiene constantes alucinaciones (que involucran a muchísimas personas, entre ellos mi familia y yo) que lo llevan a cometer todo tipo de locuras (por mencionar una de tantas, hace unos años me agredió físicamente en plena calle, situación que fue denunciada y se llegó a un acuerdo reparatorio… pero tristemente sus alucinaciones no han cesado hasta la fecha).
              En fin, no terminaría de enunciar los conflictos e inconvenientes que se viven día a día al tener dos vecinos enfermos mentales. Pero con todo, Dios nos ha protegido enormemente a mi familia y a mí.
              Enterándome de la naturaleza espiritual de las afecciones que sufren estos dos hombres, ruego a Dios tenga misericordia de ellos y los libre como a mí de las garras de nuestro despiadado enemigo. Bárbara.

2 comentarios en «PESADILLAS Y DESPERTAR DE LA BELLA DURMIENTE [4]
BESOS DE LUZ EN LA MENTE
»

  1. Gracias Padre Bojorge por ser el Amigo del Esposo y llevarnos hacia Jesucristo Esposo con sus enseñanzas, seguimiento y dedicación. Nos unimos a la acción de gracias a Dios de Bárbara y también rezamos por sus vecinos.¡Gracias!

  2. Qué importante mantener el primer si. Nos deja en libertad: fe y confianza en El.

    Creo es una grande gracia comprender que si no objetivamos lo que sucede en nuestro interior, no podemos comprender su procedencia y así poder deshacernos de ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *