PESADILLAS Y DESPERTAR DE LA BELLA DURMIENTE
[5] YA NO ME CONVIENE HUIR

Bárbara – 21 años – Tras despertar – Paz en el rostro

FOLLETÍN – 5ª ENTREGA

7.- DE BÁRBARA  11-ABRIL 2021 

Querido Padre Horacio:
Antes de escribir cualquier otra cosa quisiera externar mi infinita gratitud respecto a la ayuda que usted me ha brindado. Deseo que sepa que valoro cada milésima de segundo que usted se ha tomado para escucharme y hablar conmigo, así como también cada miligramo de paciencia para explicarme y enseñarme.

Después de charlar con usted por Skype me he preguntado: ¿Quién más ha impreso mis palabras para estar dispuesto a examinar punto por punto mis pensamientos, dudas y sentimientos con el único afán de ayudarme (a alcanzar la salvación de mi alma) sin esperar nada a cambio? ¡Cuánta generosidad! ¡Gracias, gracias, gracias!

Ha tenido que pasar un tiempo para sentir que estoy en condiciones de responder con una sincera y auténtica alegría; y para que Jesús me convenciera de que no hay para mí otro camino y de que no me conviene huir.

Desde nuestro último intercambio, he leído y releído ambos tomos completos de Me quiero casar con abundantes frutos espirituales. [Tomo 1 AQUÍ – Tomo 2 AQUÍ ]

Di mi irrevocable «Sí» a Jesús el día 14 de diciembre 2020 y desde entonces (aunque tal vez debería decir, «desde siempre») Él mismo se ha encargado de obrar el milagro de enseñarme a dejarme amar.
Es un verdadero milagro que alguien como yo, que desde la cima de mi soberbia le «prohibía» a Dios que me amara, ahora entienda que el sentido más profundo de mi existencia es ser amada por Dios.
¡Él hace nuevas todas las cosas! ¡Y también a mí!

Ha sido para mí un proceso lento, y de verdad que uno termina espantado al ver con tanta claridad su propia fragilidad y debilidad. Me resulta vergonzoso admitir que hay días en que acojo en mi entendimiento firmes certezas y al poco tiempo ya estoy dudando otra vez.

He tenido que aprender mucho (escuchar, obedecer y creer) y sepultar razonamientos engañosos y falaces. He tenido muchas dudas en el camino, pero le he pedido a Jesús 
que sea Él mismo quien me enseñe y guíe… ¡y vaya que lo ha  hecho!  valiéndose de medios diversos .

 No obstante, hay un par de dudas que, si me lo permite, me tomo el atrevimiento de consultarle, porque considero importante resolverlas pronto y ya lo he intentado sin éxito.

Son sobre temas de moral, éstas me aparecen al hacer mi examen de conciencia y quisiera esclarecerlas para acercarme tranquila al sacramento de la penitencia y posteriormente, si Dios me lo permite, recibir el Cuerpo y la Sangre de Cristo después de años de no haberlo hecho.

Sé que en apariencia parecen preguntas necias, fruto de mis escrúpulos, pero de verdad que para mí es muy difícil ver con claridad en estos temas. Y son importantes para mí porque atañen a acciones que realizo con frecuencia.

I. Mi primer pregunta es acerca de la vestimenta, específicamente del uso del pantalón (jeans) por parte de la mujer. ¿es pecado que una mujer use jeans?
A esta pregunta le doy vueltas por dos razones:
            1. Una vez escuché decir a un sacerdote de quien solía ver con mucha frecuencia sus videos en YouTube que a una señora (llamada Olguita) que tenía revelaciones privadas, Jesús le dijo que el hecho de que las mujeres usen pantalones es una gran ofensa y las conduce a su condenación.
Le confieso que me pareció una exageración, pero me entró la duda porque personalmente (como muchísimas mujeres) he sufrido acoso verbal en la calle y entonces me pregunto si he sido la culpable de la tentación o pecado de esos hombres por haber usado jeans ajustados.
             2. La segunda razón es porque el motivo por el cual opto por usar esta prenda es para intentar aparentar mi edad. Tengo 21 años, pero en apariencia me veo mucho menor (soy de muy baja estatura) y entonces para mí es importante mostrar mi silueta para que no me traten como alguien de menor edad y evitar que no me tomen en serio. No sé si eso está mal.
              3. Una duda derivada de ésta sería si usar traje de baño en la playa es pecado, o si incluso ir a la playa puede considerarse pecado porque de antemano uno sabe que puede exponer su mirada a una tentación.

II. Mi segunda duda es acerca del baile.
Esta pregunta es importante para mí porque el baile es mi más grande hobby y pasión. Bailar me hace muy feliz y personalmente me gusta un amplio espectro de ritmos, en su mayoría latinos. Desde luego hay ciertos bailes que creo son indudablemente ilícitos, pero por ejemplo, en lo personal bailo bachata dominicana, salsa y me gustaría aprender próximamente tango y milonga, pero me pregunto si eso desagradaría a Dios. ¿bailar ciertos ritmos de baile es pecado?
Para mí es un tema muy confuso porque, por ejemplo, desde hace un par de años soy fan de la milonga (¡sobretodo si es de Francisco Canaro! jajaja, que por cierto es paisano suyo, no sé si le suene) pero ya en el baile suelen tener ciertas expresiones que creo pueden considerarse de sensualidad, o no sé si estoy siendo escrupulosa.

III Tengo también otra duda que, la verdad, no estoy segura si es fruto de mis escrúpulos. La situación es que en conciencia no podría recibir la comunión en la mano. Sé que si la Iglesia lo permite eso debería bastarme para estar tranquila, y desde luego confío en el poder que Jesús le ha otorgado, pero lo que me da miedo es que se maltraten partículas de la hostia que yo no vea. ¿Hago bien si en esa situación opto por realizar una comunión espiritual?

Padre he intentado ser breve para no quitarle tiempo. Espero la estructura del mensaje no se sienta brusca.
En otro tema, si aún considera útil que transcriba por escrito mi testimonio, lo haré con gusto.
Alabado sea Jesucristo. Bárbara

8.- QUERIDA BÁRBARA .11 abril, hora 10.56 UY
Bárbara querida
Por ahora respondo a tu primera pregunta
«I. Mi primer pregunta es acerca de la vestimenta, específicamente del uso del pantalón (jeans) por parte de la mujer. ¿es pecado que una mujer use jeans?
Lo que responde el Esposo a tu pregunta es lo que se lee en Deuteronomio 22,5: «La mujer no vestirá ropa de hombre, ni el hombre se pondrá ropa de mujer; porque cualquiera que hace esto es abominación al SEÑOR tu Dios». La palabra hebrea tocabát significa algo horrendo a los ojos de Dios, algo asqueante, abominable, nefando.

A lo de tus vestidos elegidos por tu preocupación acerca de tu «aspecto» te remito a Mateo 6,1. Cuando vivas como hija de Dios plenamente quedarás libre de la opinión de los demás que todavía te tiene atada a la opinión del Demonio, y sus esclavos. 

Y en tercer lugar te remito a esta entrada de mi blog «Desde que ellas se pusieron los pantalones» donde publico la «profética» Notificación Reservada del Cardenal de Génova, José Siri, del 12 de junio de 1960 que se remite al texto del Deuteronomio 22,5 y saca de él deducciones legítimas para el proceso de secularización que venía invadiéndolo todo.

A lo del baile que te apasiona te invita que además de los que ya te encantan, te abras también a los bailes tradicionales mexicanos y españoles, que bailaron almas de varones y mujeres cristianos prácticos.

Sobre la comunión en la mano o la comunión espiritual te remito a la entrada de Luz María de fecha 11 de junio 2021 titulada LUZ MARÍA [2] ORACIÓN DE COMUNIÓN ESPIRITUAL y GESTUAL: JUEGO DIVINO

Padre Horacio 

1 comentario en «PESADILLAS Y DESPERTAR DE LA BELLA DURMIENTE
[5] YA NO ME CONVIENE HUIR
»

  1. Mi experiencia me hace ver que nuestra mente capta con claridad las enseñanzas que vamos recibiendo del acompañante espiritual, pero nuestro natural, inclinado al pecado, no cambia al compás de la mente, de ahí la paciencia que hemos de tener con nosotros mismos que se funda en la humildad y que la tiene el mismo Dios. Pedírsela!!

    Los dos tomos de «Me quiero casar», una vez que llega a nuestras manos, ya no podemos apartarnos de ellos, los que aceptamos la invitación del Esposo y del «Amigo del Esposo» a ser sus esposas. Vale la pena entrar en ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *