SUSAN: ¿ME DA UN CONSEJO PADRE? [5 de 5]
¿QUÉ LE PARECE LO QUE PIENSO DE ESTOS CHICOS?

Estimado Sebastián:

Te resumo por escrito la conversación que tuvimos esta tarde acerca de
lo que yo veo en ustedes, los varones, de nuestra parroquia y de muchas otras.
Yo te comentaba que un varón que quiera no solamente tener una novia sino tener una familia en serio tiene que
pensar en el mañana. Debe pensar y tener presente que tendrá que darle mañana
lo que necesita materialmente: casa, comida, vestido, posibilidad de recibir a
los hijos. Lo único que debe hacer la mujer es serle fiel al esposo, ser ama de
casa y educar a los hijos; la aspiración de la mujer de familia es: ser esposa
primero, madre y ama de casa después; aspiración profesional: nula, si es
necesario. De ésta manera varón y mujer estarán cumpliendo los roles para los
cuales Dios los ha creado. Son los roles que corresponden a un ideal terreno y
noble como es formar una familia. No te lo digo sólo yo ni otras fulanitas, leé
al Padre Bojorge.

          El pensamiento modernista
es éste: hombre y mujer deben aportar 
económicamente al hogar… porque la “situación es difícil”, porque “si
no, no se puede”. Termina entonces la mujer abarcando el trabajo y el hogar,
¿debe ser así?, ¿cuál era el papel de las mujeres de antes?, ¿cuál era el papel
del varón de antes?
Ese papel que cumplieron los hombres y mujeres de antes permitieron
dejar los hijos que construyeron la sociedad en la que estamos ahora y que el
modernismo quiere destruir sacando la mujer del hogar porque si es hogareña,
esposa y sin aspiraciones profesionales la hacen una sometida.
Ahí te nombré los roles de varón y mujer, que corresponden a un ideal
bueno (y ultra necesario ahora que se quiere destruir la tradición católica de
la familia) y noble que es formar una familia. Bueno, resulta ser que ese ideal
lo pueden tener los varones católicos, sí, pero hasta ahí llegan, su tibieza
(no espiritual) los estanca, puede que trabajen, sí, y puede que presuman de
tener pilas, sí, puede que recen, sí, pero preparados para el matrimonio no
están, preparados para recibir a los hijos, no están.
Entonces sólo trabajar y que te vean que eres un varón que reza no
basta. Los varones que conocí un poco más que a otros (Bueno, dos nomás además
de ti. Y yo amiga de ellos y nada más) resulta ser que se confiesan, que rezan,
que son antiprogresistas, comulgan en la boca. Prácticamente “viven en sus
parroquias”. Pero ellos, lo saben (pregúntales): no están preparados para
formar ahora lo que el Nuevo Orden Mundial quiere destruir: familia.
Pregúntales esto: ¿Viste que están destruyendo a las familias de Cristo?
Y nosotros, los varones católicos, — que tenemos que hacer lo que mejor le
conviene a nuestra Madre, que es darle familias tradicionales católicas,
nosotros, que comulgamos en la boca, nos confesamos a cada ratito, somos
anti-progres — ¿sabemos el valor de las familias en estos tiempos? ¿Estamos
listos para tener esposa y con ella tener hijos, proveerles techo, comida y
vestido, y educarles en los conocimientos que tenemos de Dios, de política, del
Nuevo Orden Mundial, etc?.
Si te responden que sí, pregúntales: ¡Ah, dale! ¿Qué tenés preparado
ahora? ¿En qué casa vas a formar ese hogar?
¡Pregúntate eso tú! ¡A ver! ¿Qué te respondes? Pregúntate tú: Yo,
sabiendo un montón de cosas de Dios, la Iglesia, la tradición, la confesión, el
valor ultra importante de la familia… ¿me puedo casar ahora? ¿Le daré a mi
familia lo que materialmente necesita? Y si no estoy preparado ahora, ¿en
cuánto tiempo lo estaré?
Yo veo muchos varones que no son católicos practicantes y que tienen más
porte de cabeza y jefe de familia que los varones católicos que sí practican y
que yo he conocido.
Entre los no practicantes conozco a varios que si van a misa el domingo,
es porque se lo pide su esposa. Pero ¿como cabezas de familia?: ¡proveen comida
a la mesa; trabajan mucho aunque recen poco o nada! ¡Pero sí tienen posibilidad
de recibir a los hijos, pagarles educación y salud! Hay varones buenos, que
respetan a Dios, que capaz no practiquen nada o poco, que capaz necesiten mucho
de los rezos de sus piadosas esposas, pero no me vayas a decir que varones así
como esos, no le han dado a la sociedad familias buenas y numerosas.
Lo que conviene aquí para que sea perfecto es que esos varones que no
frecuentan la parroquia, se casen con mujeres católicas fervorosas. Mujeres
católicas fervorosas que ven en sus parroquias a “varones” católicos solamente
fervorosos… pero nada más.
Es lo que te comentaba esta tarde, Sebastián, y que hemos comentado a
menudo entre amigas. Con aprecio sincero:
Susana
MI COMENTARIO A TU CARTA A SEBASTIÁN
Susana, querida hija:
Estás viendo y describiendo muy bien el hecho y estupendamente bien sus
lamentables efectos. Si me das permiso lo subimos al blog.
Pero te pediría que reflexionemos antes de paso sobre las causas de
estado de cosas actual con los varones.
 Intuyo que viene por el lado de
las mamás, sin descartar lo que viene de parte de nosotros los curas. Las
madres suelen ser mujeres que no quieren muchos hijos.
Hace poco una me escribía que su novio quería tener muchos hijos y ella
no, sino sólo pocos. Esos buenos esposos que sueñas, quieren tantos hijos como
él pueda alimentar y su mujer esté dispuesta a darle y criar.
Otra causa viene por el lado de las maestras y de las condiscípulas y de
las chicas y mujeres hambrientas de novio dispuestas a intentar comprar uno
entregándosele a cambio de que la quiera. Ilusas. Pero cuánto dañan al varón
emasculándolo por la lujuria. Mira en mi blog del buen amor la entrada
«Rina».
La mayor parte de las madres que tuvieron solamente uno o dos varones,
los quieren para sí mismas y por eso no los preparan para dárselos a
«otra». No los sueltan más. Son las peores enemigas de sus posibles
nueras. Madres castradoras de sus hijos varones.
Por otra parte, hoy las mujeres han copado el mercado laboral. Ellas son
más capaces para todas las tareas y han desplazado a los hombres en todos los
frentes laborales imaginables. Y siguen avanzando Todo eso es, también, obra
del Nuevo Orden Mundial, que lo ha planificado precisamente para abolir al varón
por odio al Padre, y al  varón paterno.
Agrégale a eso la insensibilidad y ceguera del clero mayormente
emasculado también. Un clero que no es padre y no engendra varones. Que no se
pone las familias al hombro para que se organicen por ejemplo en las viviendas
colectivas propias según principios propios.
Salud, Paz y Bendición, 
P. Horacio Bojorge



SOBRE LA AGRESIÓN AL VARÓN Y LA CRISIS DEL VARÓN

1.- Agresión cultural y legal al varón video USA: https://youtu.be/ucTLLgXNnOQ
2.- Obispo de Phoenix Llama a defender la brecha  los varones https://dphx.org/into-the-breach/
3.- Borrando a Papá: eclipse jurídico Documental https://youtu.be/DyhkXT_dgdk
4.- La guerra contra los varones está minando nuestra civilización

5.- Revisar los efectos de la educación mixta en detrimento de los varones http://grupoalmuzara.com/a/fichalibro.php?libro=530&edi=1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *